Acompañamiento en procesos de duelo - SC - Samadhi Coaching by Tatiana Baena
21933
page-template-default,page,page-id-21933,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_from_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Acompañamiento en procesos de duelo

El duelo es el conjunto de reacciones de tipo físico, emocional y social que se producen por el fallecimiento de una persona próxima y que pueden oscilar desde un sentimiento transitorio de tristeza hasta una desolación completa, que, en los casos más graves, puede durar años e incluso toda la vida (Echeburúa, 2004). 

 

El duelo puede manifestarse en forma de síntomas somáticos (pérdida de apetito, insomnio, síntomas hipocondríacos, etcétera) y psicológicos (pena y dolor, fundamentalmente). A veces pueden aparecer también sentimientos de culpa, por no haber realizado todo lo posible para evitar el fallecimiento o por no haber hecho a quien ha trascendido lo suficientemente feliz en vida o incluso por experimentar una sensación de alivio tras la muerte (especialmente, después de una enfermedad prolongada que ha requerido de una asistencia constante o de la desaparición de una persona que ha ejercido un dominio despótico sobre el superviviente).

 

La intensidad de estos síntomas depende de la personalidad de quien vive el duelo, de la intensidad del lazo que le unía al ser que ha trascendido y de las circunstancias de la pérdida; e incluso, las creencias que tenemos sobre la muerte.

Las reacciones psicológicas del duelo varían en intensidad y contenido a medida que transcurre el tiempo.

 

Poder ACEPTAR LA MUERTE, como parte de nuestra vida; nos ayudará a vivir un duelo desde el amor y con amor, además comprender que lo que muere es el cuerpo físico, ese vehículo que hemos elegido para vivir nuestro plan de vida en ésta plano físico; pero lo que le da sentido a ese cuerpo físico que es nuestra energía, nuestra alma NUNCA muere, trasciende, evoluciona a nivel espiritual, para poder seguir siendo parte de nuestras vidas de una manera diferente, mas espiritual, más cercana.

 

Pongo a disposición mi formación como Terapeuta en Duelo; y también mi experiencia de vida en procesos de duelo que he transitado en diversos aspectos de mi vida. Pero con el uso de diferentes técnicas, herramientas e información que he ido adquiriendo, he logrado resignificar mi vida para continuar viviendo en la plenitud del amor y la aceptación.


«Nuestros miedos no detienen a la muerte, sino a la vida»

Elisabeth Kübler Ross

×